The last act of kindness

He gave up rowing, and the boat was being rocked by the river, driving him without direction. His eyes looked at the dark waters while he wondered why he had to give up for fighting for his life. His mother’s smiles started to invade his memories, his father’s laughs started to be listened over the sound of the water… why had he done that? He tried to look for an answer, but he was not able to find it.

He raised his sight, hopeless, looking at the empty edge. He remembered when he opened his eyes for the first time and found himself in a place like that. He remembered the doubts and the fear… how long it had been since he was there? A suddenly he felt an impulse, and he started to row in order to arrive at the edge. He needed to walk on land. He needed to be in a place that was not that cave guarded by Cerberus. He could not help but feel relief when he was out of the boat.

the_river

He started to walk, leaving behind the boat, wanting to forget the work that he was obligated to accept. Was peace really hard to find? That meant to be dead, right? He sighed, knowing that all those questions did not have answers. So, he kept walking on the edge, with the sound of the water surrounding him. Nevertheless, a big rock called his attention. He got close to it, realizing the thousands of lines that were on it. He touched it, noticing the rugosity.

«Are you interested in the meaning of the lines?»

He startled at the sound of that voice behind him. He turned back, finding a young man out who smiled and was taller than him. The boy got closer, took a stone and drew another line on the rock.

«Each line represents a day. I do this in order to count the days since I arrive here».

«Caronte has not come yet?»

«You are in Cocytus, the people that you find in this river are those who do not have the amount of money in order to pay Caronte».

Suddenly, he understood the situation. He looked at him again, realizing how his face looked like it was dead. The young man smiled again, squeezing the stone in his hand.

«Wandering for eternity is not as bad as it sounds».

However, he did not believe him. His voice sounded sad. Too sad. His smile did not show any kind of happiness, in fact, it was full bitterness. The young man sat, putting his back on the rock, hugging his long legs, staring Cocytus’ river.

«I do not care if I have to wander eternally… There are worse punishments than this, like forgetting who you are, isn’t it? At least, I know who I am and who I was. I have my own memories that are by my side, no matter what… There are a lot of people who are condemned to star at Lethe’s river, do you know what it means? Oblivion. If you drink of its waters, you forget who you are… No. It is not so bad to stay here».

Why had people to stay here, wandering, just because they did noy have a coin? That was something that he could not understand. Perhaps death did not turn people into equals.

«I can help you. I can take you there so you can put an end to everything».

Suddenly, he was again on the boat, rowing with that guy who looked at the edge while his hands squeezing the stone. And, for the first time since he came to the Underground, he smiled. Finally, he felt that he was doing something good. What could be wrong with that?

Image by nighty

Anuncios

«Nadie ha podido vivir en ella, no quiere que la habiten»

Al final de la escalera

  • Título original: The Changeling MV5BODAwYjJhNTctYzA3Ny00YTYxLWE3YmEtM2FjNDdlNWJmMmU5XkEyXkFqcGdeQXVyMTQxNzMzNDI@._V1_SY1000_CR0,0,657,1000_AL_
  • Año: 1980
  • Duración: 107 min.
  • País: Canadá
  • Director: Peter Medak
  • Guion: William Gray, Diana Maddox
  • Música: Rick Wilkins
  • Reparto principal: George C. Scott, Trish Van Devere, Melvyn Douglas
  • Más información: IMDb; filmaffinity; ALLMOVIE

La historia tiene como protagonista a un viejo compositor que se muda a una antigua mansión que oculta un oscuro crimen del pasado que necesita ser desvelado.

Un clásico de terror que se convierte en obligado por su método para sugerirnos la tensión y el miedo sin recurrir a los típicos sustos de fantasmas. A pesar de contener los elementos propios que sirven de referente para construir historias de casas encantadas (ruidos de tuberías, pianos que suenan solos, sillas y juguetes de niños que se mueven, etc.), el misterio, la búsqueda de la verdad y la venganza se  hilvanan de tal manera que te hacen disfrutar de la atmósfera e incluso empatizar con los protagonistas. Mención aparte tiene la adaptación al español del título original de la película.

Mi puntuación: 13942261_1269687406409413_895346483_n13942261_1269687406409413_895346483_n13866573_1269687523076068_970961706_n

A partir de este momento puedes hacer una de estas acciones: preparar palomitas y ver la película o seguir leyendo a sabiendas de que podrías toparte con ciertos detalles que comúnmente llamamos spoilers.

♦♦♦


«—Busco un sitio donde instalarme que me aleje de todo aquello que me recuerde a mi familia, pues acaban de fallecer en un trágico accidente.

—Seguro que esta casa encantada no lo decepcionará; pase y vea».

La verdad es que la señora que me la vendió jamás mencionó que este antiguo edificio incluyese fantasmas, pues la cosa habría cambiado y probablemente me habría ido a vivir a un pequeño apartamento en el centro, rodeado de vecinos ruidosos y niños llorones.

La fachada ya se veía como un viejo palacete descuidado en el centro de una salvaje naturaleza. Ni los adolescentes más temerarios se atrevían a asomarse por la zona. Quizás eso fuese un punto a favor.

El interior era otra historia: grandes veladas nocturnas entre las más altas clases podrían haberse celebrado perfectamente, aunque ahora todo estuviese envuelto en polvo y recuerdos. Una buena limpieza y todo volvería a relucir.

La señora enseguida me mostró la biblioteca y la sala de música; ella ya sabía que eso me encantaría. De hecho, ni se molestó en terminar de enseñarme el resto de la casa. ¿Para qué? Muebles viejos, telarañas, polvo, soledad… Lo más hermoso de la finca, sin duda, la soledad.

A la semana de estar viviendo en la vieja casona, un estruendo horrible se escapó de entre las paredes durante varias madrugadas seguidas. El jardinero aseguraba que esos ruidos eran normales, pero el terror y la reiteración hacían que mi cabeza se obsesionase por el origen de dichos sonidos. ¿De dónde venían?

Encontré una habitación oculta en un ático, parecida a un dormitorio de un niño. Tras esto, no tardaron en aparecer los fantasmas. Un día, una ventana rota; otro, grifos abiertos; otro, una pelota que cae de las escaleras; otro, Preludio núm. 1 en do mayor, BWV 846 en un piano sin pianista… Habría salido corriendo en la primera de cambio si no fuera porque tenía la vaga esperanza de que mi hija estuviera intentando comunicarse conmigo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Imágenes tomadas de IMDb)

Llamé a unos espiritistas y ellos me confirmaron las presencias. Un tal Joseph no podía descansar en paz porque había sido asesinado en la habitación oculta en el ático. ¿Por qué? ¿Por qué un padre habría matado a su propio hijo?

Demasiadas preguntas para un hombre cansado sin ganas de vivir, un viejo que acababa de perder a toda su familia, un triste sujeto que solo buscaba soledad. ¿Que qué hice?  Me mudé al centro.

La luna llena de las espinas

Cuenta la leyenda del fuego más antiguo

que una ninfa ciega salvó a un lobo,

y él, transformándose en humano,

la salvó de la destrucción del trueno.

.

Liberia estaba hecha de llamas

y del rencor forjado de las flores.

Era descendiente de la tormenta

y siempre estaba acompañada

de un lobo estepario de pelaje gris.

.

Había perdido la visión hacía decenios

debido a un desamor,

pero sus ojos denotaban la poca luz

que los suspiros podían rogar al viento.

.

El lobo, cuyo nombre era el de Asbatt,

le guardaba pleitesía inmortal,

pero sus instintos animales deseaban

surcar los océanos de su cuerpo

y volver a su forma real.

.

Cada luna llena su voz ondeaba

por los precipicios de la antigua civilización

de los Utitis; hombres con poderes mágicos

capaces de volver el tiempo atrás,

y les rogaba por volver a ser mortal.

.

Amaba tanto a ese duende feérico

que estaba dispuesto a dar su alma.

A ponerse de rodillas.

.

Liberia lo había salvado de una ventisca

y había curado sus heridas.

Había visto a través de su piel

y lo había acogido como suyo.

.

Asbatt la amaba cada noche,

agazapado a su figura,

emanando un calor celestial

y salvándola en sus sueños.

.

Una noche al mes

se encontraban en la ensoñación,

Asbatt podía abrazarla

y palparla como humano,

Liberia lo reclamaba en su lecho de espinas

y se amaban entre oro y lavanda.

.

El lobo de presuntuosos ojos castaños

siempre era interrumpido

por la oscura y triste mañana,

cuando Liberia lloraba

porque su amor no era real.

.

Asbatt se consumía sin poder reclamarla.

.

Una noche de tormenta,

 la sirena alada

sentía el viento de las frescas costas meridianas

desde su torreón.

.

Un sabor a sal la atravesaba

y el dolor machacaba su corazón.

.

Asbatt sentía su angustia,

pero solo podía mirar a la luna,

seducido por su influjo.

.

Liberia, con descuido y agotamiento,

subió los peldaños de la ventana

y se arrojó al mar.

.

El sonido que hicieron sus huesos

en el agua fue aterrador.

Asbatt corrió detrás de ella,

pero ambos se rompieron en el mar.

.

La buscó entre las olas negras

y luchó contra la marea que arrastraba su cuerpo.

.

La halló en las profundidades,

consumida y esperando a la muerte.

.

La subió hacia arriba,

devolviéndole el favor de la vida.

Liberia escupió el agua en la orilla.

.

Asbatt dejó de respirar,

su alma iba hacia el reino de los muertos,

pero fue rechazada por la luz.

.

Su maldición se había roto.

Había dado su vida por un ser inocente

y había enmendado el error

de un pasado incierto y lejano.

.

Cuando abrió los ojos lo único que vio

fueron los ojos llorosos de su amada ciega.

.

Sintió sus cálidas manos en su carne

y notó la profundidad de sus besos.

.

Asbatt se había convertido en humano

y le había entregado su alma para siempre

a las espinas.

people-2574506_1920

 

Top 5 de libros clásicos

Estamos rodeados de grandes clásicos en la literatura, por lo que escoger una lectura entre ellos puede ser una ardua tarea entre las miles de recomendaciones y la gran cantidad de libros que tenemos a nuestra disposición. Así que para dificultar esa elección añadiendo una recomendación más, este top recoge algunos de los grandes clásicos del siglo XIX y de principios del siglo XX.

Notre-Dame de París21208362_1415572695163338_1593391078_n

Autor: Víctor Hugo

Año: 1831

Género: gótico, histórico

Una novela donde la protagonista, Esmeralda, se verá rodeada de distintos tipos de sentimientos por hombres diferentes: la obsesión enfermiza del Claude Frollo, la pasión liviana del capitán Phoebus y el amor idealizado de Quasimodo.

El conde de Montecristo21209108_1415572681830006_1899973737_n

Autor: Alexandre Dumas

Año: 1844

Género: aventuras, histórico

Edmond Dantès es encarcelado injustamente en el castillo de If. Allí, infeliz en su cautiverio, conectará con otro prisionero, el abate Faria, que lo instruirá en conocimientos, que lo ayudarán una vez esté fuera de su prisión. Al regresar, intentará hacer justicia a su condena, vengándose de aquellos que le tendieron una trampa.

Jane Eyre21175403_1415572715163336_1733975143_n

Autora: Charlotte Brontë

Año: 1847

Género: romántico

A pesar de su infancia, primero con una tía que no la quiere, luego en la escuela Lowood, Jane se forma como institutriz y logra un puesto en Thornfield Hall, donde Jane comenzará un romance con el dueño, el señor Rochester, pero la casa esconde varios misterios que enturbiarán el amor entre ellos.

Drácula21175376_1415572688496672_592747897_n

Autor: Bram Stoker

Año: 1897

Género: gótico

Narrada mediante los diarios y la correspondencia de los personajes principales, la novela nos sumerge en el misterioso castillo del conde Drácula y los extraños sucesos que van sucediendo, inexplicables para los protagonistas, que irán desentramándolos conforme avanza la historia.

Lo que el viento se llevó21245188_1415572671830007_793812985_n

Autor: Margaret Mitchell

Año: 1936

Género: histórico, romántico

Scarlet O’Hara es una niña mimada y egoísta que está acostumbrada a conseguir lo que quiere, pero su vida se ve truncada cuando Ashley Wilkes se casa con otra.

Desde ese momento, hará lo posible por que se fije en ella, así como sobrevivir en plena Guerra de Secesión. Todo cambiará con la aparición de Rhett Butler, el cual jugará un importante papel en su vida.

—————~ஜ۩۞۩ஜ~—————

Autora: Ariana Potter

Contacto en Goodreads

El ángel

Cuando el mundo se redujo a cenizas, los últimos alientos buscaron un refugio. Los humanos flotaban suspendidos sobre una densa capa de polvo, víctimas de una violenta lluvia de estrellas. El cielo se sumió en una penumbra infinita. Y el silencio reinó durante tantos años que las palabras se olvidaron. Balbuceos, alaridos y llantos. Y manos a tientas buscando una salida.

Con los ojos fuera de sus cuencas, las venas abiertas y los labios carcomidos, alguien (un niño, dijeron después) vio una luz. Una figura vestida de blanco y reluciente se alzaba de pie entre los escombros. No tenía las piernas amputadas, ni llevaba sangre de siglos pasados en su ropa. Dibujaba una sonrisa. ¡Una sonrisa!, cuando ninguno recordaba sus dientes.

El niño aprendió a hablar. O lo recordó. Porque el tiempo se había extinguido y el mundo se había paralizado en el miedo y el pánico. Era mejor dejar de vivir que morir, dijeron. Así que se enterraron con vida bajo los restos del sol. Pero el niño volvió a hablar. Gritó alegre, con una exclamación de júbilo que erizó las pieles desgarradas y perdidas en el suelo.

¡Un ángel!, escucharon algunos.

¡Es Dios!, repitieron otros.

Y las ruinas se movieron. Mientras el rumor de las voces se extendía a través del subsuelo, los cuerpos se elevaban de sus tumbas improvisadas. El tiempo volvió a transcurrir y la oscuridad ya no era un problema para encaminar sus pasos. Buscaban el aire desesperados, rescatando sus últimos alientos. Los convirtieron en los primeros y dijeron: vamos a vivir de nuevo.

Nadie supo quién era el niño, no volvió a escucharse su voz, ni su risa. Nadie más vio esa figura luminosa, pero todos hablaban de él. A veces iba de blanco, a veces tenía alas desplegadas, a veces sonreía, a veces lloraba de pena.

Pero siempre repetían una misma historia, un mismo detalle: el niño tenía los ojos arrancados.

mountains-2630833_1920

Top 5 Películas que no puedes perderte de 2016

En el año 2016, La La Land, película dirigida por el joven Damien Chazelle, embaucó a crítica y audiencia con una magistral obra del género musical que arrasó, tanto en taquilla, como en incontables premios internacionales. La sombra del cine estadounidense eclipsó algunas de las mejores películas del año; por ello, te recomendamos cinco producciones del año pasado que no deberías perderte. ¡Empecemos!

The Handmaiden MV5BYTBjYjllZTctMTdkMy00MmE5LTllYjctYzg3OTc1MTFjZGYzXkEyXkFqcGdeQXVyMTMxODk2OTU@._V1_

Duración: 145 min.

País: kr

Director: Park Chan Wook

Guion: Park Chan Wook, Jung Seo Kyung (Novela: Sarah Waters)

Género: drama, suspense, romance

Reparto: Ha Jung Woo, Kim Min Hee, Jo Jin Woong, Kim Tae Ri, Moon So Ri, Kim Hae Suk

La historia tiene su origen en la Corea bajo el dominio de Japón en los años 30. Una joven ayudará a un estafador para hacerse con la gran fortuna de una aristócrata japonesa, cuyas riquezas se encuentran custodiadas por su tío. Para ello, será contratada como doncella con el fin de manipular a la dama japonesa para que se case con el estafador.  Una película con muchos cambios de guion, con una historia que te dejará sin aliento, acompañada por  una composición técnica magistral.

Elleelle-258494210-large

Duración: 130 min.

País: fr

Director: Paul Verhoeven

Guion: David Birke (Novela: Philippe Djian)

Género: thriller psicológico, drama

Reparto: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny, Charles Berling

Se nos muestra la venganza de una mujer exitosa tras ser asaltada y violada en su propia casa.  Una historia que habla sobre los monstruos que existen en la vida cotidiana, una película atrevida, morbosa, entretenida… Una película indispensable a la hora de hablar de lo mejor de 2016,  que cuenta con una de las mejores actuaciones de la actriz Isabelle Huppert a lo largo de su carrera.

Que Dios nos perdoneque_dios_nos_perdone-230971747-large

Duración: 125 min.

País: es

Director: Rodrigo Sorogoyen

Guion: Isabel Peña, Rodrigo Sorogoyen

Género: thriller policíaco, drama

Reparto: Antonio de la Torre, Roberto Álamo, Javier Pereira, Luis Zahera, Raúl Prieto, María de Nati

Durante el año 2011 se produce en Madrid una situación caótica entre la visita del Papa Benedicto XVI, el 15-M y las altas temperaturas que vive la ciudad. Momento en el que un psicópata comienza a asesinar ancianas, y dos detectives, Velarde y Alfaro, deberán descubrirlo y detenerlo. Si te gustan las historias de asesinos en serie, no puedes perderte esta joya del thriller policiaco.

Kubo and the Two Strings kubo_y_las_dos_cuerdas_m_gicas-345260600-large

Duración: 101 min.

País: US

Director: Travis Knight

Guion: Marc Haimes, Chris Butler (Historia: Shannon Tindle, Marc Haimes)

Género: animación, aventuras

Reparto: Art Parkinson, Charlize Theron, Ralph Fiennes, Matthew McConaughey

Kubo mantiene una vida tranquila en un acantilado junto a su madre, hasta que un día la paz desaparece y los recuerdos del pasado vuelven para atormentarlos. Es el momento en el que nuestro protagonista emprende una fantástica aventura para encontrar una armadura mágica que pertenecía a su padre, con la cual podrá derrotar a todos sus enemigos. Una película realizada con mucho mimo, mezclando la técnica Stop-Motion con la animación digital, creando así, una obra visualmente maravillosa y única.

Train to Busantrain_to_busan-849121503-large

Duración: 118 min.

País: kr

Director: Yeon Sang-ho

Guion: Yeon Sang-ho

Género: acción, drama, terror

Reparto: Gong Yoo, Ma Dong Seok, Ahn So Hee, Kim Soo An, Jung Yu Mi

Sí, se trata de la segunda película coreana de esta lista, pero a diferencia de la anterior, esta se centra en el mundo de los zombis. En Corea se ha desatado un virus que va a contagiar a la población; mientras tanto, unos pasajeros de un tren que se dirige a Busan van a ver truncado su viaje por el contagio de una mujer en el vehículo. A partir de entonces, los supervivientes deberán hacer todo lo posible para salvar sus vidas. Sin duda, una buena película para disfrutar del género, cuyo padre, George A. Romero, perdíamos hace unos días.

—————~ஜ۩۞۩ஜ~—————

Autor: Erre Jaeger

Contacto: rafaric_93@hotmail.com

«Cuídese sobre todo de las habladurías»

La sombra de nadie

  • Título alternativo: Nobody′s ShadowLa_sombra_de_nadie-596083733-large
  • Año: 2006
  • Duración: 97 min.
  • País: España
  • Director: Pablo Malo
  • Guion: Pablo Malo
  • Música: Aitor Amezaga
  • Reparto principal: José Luis García Pérez, Philippine Leroy-Beaulieu, Andrea Villanueva, Manuel Morón, María Jesús Valdés, Vicente Romero
  • Más información: IMDb; filmaffinity; Fotogramas

La historia se centra en tres personajes que, a raíz del fallecimiento de una niña de un internado, buscarán la manera de resolver el oscuro secreto oculto en el pueblo.

El suspense y la intriga son los pilares fuertes, ya que los sustos se quedan en esos típicos sobresaltos del género de terror, abusando de un obstinado espíritu que no te dejará dormir hasta que le ayudes a resolver sus asuntos. Desde los créditos iniciales se nos muestra una puesta en escena fantasmagórica del humedal que, junto al internado y el resto del pueblo, recrea el ambiente perfecto para ocultar una verdad en una sociedad rural donde las habladurías y el qué dirán aterrorizan más a los vecinos que los propios muertos.

Mi puntuación: 13942261_1269687406409413_895346483_n13942261_1269687406409413_895346483_n13866573_1269687523076068_970961706_n

A partir de este momento puedes hacer una de estas acciones: preparar palomitas y ver la película o seguir leyendo a sabiendas de que podrías toparte con ciertos detalles que comúnmente llamamos spoilers.

♦♦♦


En el pueblo de Laura no había secretos. Todo se sabía, nada pasaba desapercibido. Podrías esforzarte en ocultarlo, pero tarde o temprano alguien acabaría destapando tu secreto más oscuro. Por eso, cuando el cuerpo de una niña fue hallado sin vida en el humedal, la discreción fue poca. Laura estuvo en boca del pueblo durante mucho tiempo, dándole juego a los chismorreos de los aburridos lugareños. Hasta que, poco después, los rumores sobre fantasmas en el internado donde vivía la fallecida se hicieron los protagonistas.

Unos decían que solo eran tonterías de las niñas para llamar la atención; otros, que el espíritu de la montaña estaba enfadado por la muerte de Laura; algunos, que el padre había regresado para acabar con su inocente vida; y el resto opinaba que el pueblo no había perdido gran cosa con la muerte de una criatura. Sin embargo, Mónica, su compañera de habitación, decía otras cosas. La directora del centro tuvo que llevarla a un par de profesionales porque la niña aseguraba que Laura no se había ido, que seguía en el internado.

Nadie creía en sus palabras.

Pronto, las ideas disparatadas de Mónica empezaron a asustar a las demás, pues afirmaba que habían llegado otros fantasmas de la mano de Laura, todos fallecidos en el pueblo. Las más valientes se atrevían a preguntarle las causas de sus muertes, y Mónica se regocijaba contando las historias que los muertos susurraban.

«¿Qué le enseñáis en ese colegio?» «La pobre desgraciada no ha superado la trágica muerte de su amiga; solo intenta llamar la atención». «Esta acabará igual que la otra. Cuestión de tiempo». «¿No castigáis a las niñas por esas blasfemias?» «Son cosas de críos…».

Los espectros se amontonaron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Imágenes tomadas de Fantasymundo)

En el pueblo de Laura no había secretos. Todo se sabía, nada pasaba desapercibido. Podrías esforzarte en negarlo, pero la realidad se encargaría de abofetearte la cara. Puertas que se abrían, cristales que se rompían, objetos que se caían, personas que desaparecían… Mónica era la única que los veía, sonreía y hablaba con ellos; incluso podía pasarse horas jugando con esos entes. Nadie la juzgaba, nadie le prestaba atención ya.

Todos lo sabían.

Laura nunca se fue. Solo quería estar con la única persona que la creyó en vida… y maldecir al pueblo que la mató.

El olvidado doblaje, parte I

Cuando vemos una película que está doblada en nuestro idioma no reparamos en el trabajo que hay detrás de esas voces que nos resultan familiares y que acompañan a los diálogos de la película. Sin embargo, un buen doblaje es muy importante y no debemos pasarlo por alto. Los orígenes del doblaje se remontan mucho antes que el cine, ya que en las representaciones teatrales de marionetas se requería dar voz a los múltiples personajes y aportarles veracidad y realismo.

No obstante, el momento en el que se reconoce es en la industria cinematográfica con la aparición del cine sonoro en 1927. Las voces de los actores eran grabadas individualmente en discos de vinilo y reproducidas simultáneamente en la película. Asimismo, los films se mostraban al mundo a través de los subtítulos. Aún así, no era suficiente, y se buscó la manera de que el cine alcanzara al mayor número de personas a través del doblaje. En España comenzó dicho proceso con la película Entre la espada y la pared en 1931, aunque la sede española estuvo en un principio en Francia.

122425.alfabetajuega-microfono

Una vez que se consolidaron las empresas de doblaje en España y con la aparición de la grabación magnética en 1952 y la invención de la televisión en 1960, se facilitó mucho la inserción a este mundo. Los dobladores, inicialmente, se trataban de locutores de radio o actores de teatro con experiencia. Hoy en día, en cambio, el requisito para ser actor o actriz de doblaje es el de ser propiamente actor o actriz. El proceso que sufre la película para conseguir el doblaje es el siguiente:

  1. La película llega a la distribuidora y la lleva a un estudio a su elección.
  2. La distribuidora o el estudio elige a un traductor.
  3. La película se traduce y se ajusta al diálogo por medio del ajustador de diálogo.
  4. Se elige el elenco que participará directamente en la película y se llegan a los acuerdos pertinentes con la distribuidora.
  5. Se lleva a producción y se divide en takes (pautar la película).
  6. Se hacen los gráficos y los trípticos para organizar el trabajo por medio de un director que se encarga de coordinarlo todo.
  7. Se mete en sala o estudio para comenzar a doblar.
  8. Se sonoriza por medio de los técnicos que se encargan de mezclar.
  9. Todo está en las manos del ingeniero de sonido que mezcla y da el acabado final.
  10. La distribuidora da el visto bueno y se entrega la película doblada.

Fuentes:

 

One more light

 

Para Chester Bennington

Eras el hombre invisible

tras una voz desgarradora

que rozaba el cielo con su garganta.

Una grieta en el castillo de cristal, ensangrentado y envenenado, que se agranda y se expande en una pesadilla laberíntica, que nunca termina. Viajas entre acordes y notas perfectas lanzadas al cielo, y rompes esquemas, dibujas las paredes con sueños y escondes lamentos en un grito infinito que nadie escucha.

Mares enteros de frío cristal

te acompañaban

en tus largas horas de insomnio

y oscura soledad.

Luchaste contra viento y marea

para ganar tu libertad,

peleando con las uñas agrias

por gritar en silencio.

Por liberarte.

Querías ser tú y no ese demonio que te carcomía por dentro. Esperabas una oportunidad para volver a sentirte vivo, para volver a ser libre, para cumplir las promesas que una vez hiciste, para olvidar todo el dolor que has sentido, pero al final la luz se apaga, el dolor perdura y no eres capaz de encontrar el lugar al que perteneces.

Si en tus versos pudiese flotar

iría a rescatarte.

Te salvaría por última vez

de la verdad de cientos de mentiras.

Y te enjugaría la sal de tus lágrimas.

Alejaría tus tinieblas

para que no existiesen motivos para sangrar.

Extirparía tu miedo a respirar.

Te traería de vuelta a casa.

Asciendes en un parpadeo infinito, de una luz tintineante que brilla entre la inmensidad de estrellas y penumbra. Allí, entre ellas, brillas más que ninguna, cegadora como una puesta de sol, que se esconde por ti. Y entre los susurros del aire, tu voz sigue vibrando, estremeciendo pieles y corazones con los sentimientos de un alma rota y eterna.

Millones de luces te buscan en la oscuridad,

eres un ángel disfrazado de humano.

La memoria del mundo

te rememorará para siempre

en tu trono de estrellas.

Tú estás aquí, imposiblemente solo.

 

 

La venganza del cuervo blanco

Las vacaciones de verano habían llegado y Margaret había decidido llevar a sus dos hijos al pueblo donde vivía su suegra, a pesar de que esta le había dicho que no quería verlos ese año. Había hecho oídos sordos, pues “son tus nietos, quieren verte, están en su derecho.” La anciana tan solo le había dicho: “tú no lo entiendes”.

A Margaret le sorprendió no ver a casi nadie por las calles del pueblo: ¿y los niños jugando en la calle? Eran las ocho de la tarde, ¿por qué los parques estaban desiertos?

—Mamá, ¿por qué no hay nadie? –preguntó Eric, su hijo mayor de siete años.

—Supongo que se habrán ido de vacaciones.

Aparcó el coche al final de calle. La madre sacó las mochilas cargadas de ropa del maletero mientras sus hijos miraban a su alrededor. Nunca habían estado en el pueblo de su abuela, esta nunca había querido que fueran. Su madre, harta por la situación, había decidido ponerle punto y final a las tonterías de esa anciana.

—Mamá, ¿por qué esa casa es negra? –preguntó Henry, el pequeño.

Margaret miró hacia donde su hijo señalaba con su pequeño dedo. Una casa oscura, con un tejado roto y dos árboles grandes, levantándose a ambos lados, cuyas ramas estaban llenas de cuervos, que los miraban fijamente.Un escalofrío recorrió su espalda. Un coche paró justo delante de ellos, bajando la ventanilla, dejando ver a un señor con el rostro pintado de preocupación.

—Señora, ¡usted no es de aquí! ¿Qué hace? ¿Por qué los ha traído? ¡Hoy es luna llena! ¡Váyase! ¡Lléveselos! ¡Póngalos a salvo!

Margaret no entendió nada. Empezaba a comprender por qué su marido había huido de ese lugar y no había querido hablar nunca más de él. Tocó varias veces a la puerta ya que no recibía respuesta alguna. Tras varios minutos de insistir, la anciana la abrió. Su rostro marcado por los estragos de la edad y sus ojos vacíos hicieron que le volviera a dar un escalofrío. Carla, la abuela, no pudo más que dejarles pasar, mirando a cada uno de sus nietos, preguntándose qué iba a ser de ellos. ¿Los dejaría en paz? Sonrió. Conocía la respuesta.

La noche llegó: la luna llena iluminaba todo el pueblo, sin dejar ver ningún rastro de estrellas. Margaret había acostado a los niños y se dispuso a dormir. Le dio las buenas noches a Carla, quien había decidido quedarse levantada viendo la televisión.

—Margaret, ¿te has despedido de ellos?

—Les he dado las buenas noches.

—Bueno, supongo que viene a ser más de lo mismo –no vio el rostro de Carla, pero volvió a sentir un escalofrío recorriendo toda su columna. Ya iban tres en el mismo día.

Eric y Henry dormían mientras que la luz de la luna los bañaba a través de la ventana. Todo parecía tranquilo hasta que un sonido en la ventana despertó al más pequeño. Se incorporó y observó lo que había al otro lado. Sonrió, sintiendo la emoción recorrer cada fibra de su cuerpo. No tardó en levantarse y salir de ese cuarto y de esa casa, sin ser visto por nadie… o eso pensaba.

Margaret, ajena a lo que su hijo había hecho, dormía plácidamente, hasta que sintió que la sacudían. Abrió los ojos, encontrándose con Eric, quien la miraba con preocupación. Le dijo que Henry había desaparecido. Alarmada, salió de la cama, sintiendo que el corazón le latía con mucha rapidez, haciendo que su pecho doliera. Al salir al pasillo, vio la puerta abierta y se temió lo peor.

—¡Carla! ¡Ayúdame a buscar a Henry! –gritó, mirando a su suegra que seguía meciéndose, con los ojos cerrados.

—Ya es tarde.

—¿A qué te refieres?

—Te despediste de él, ¿no? Si no me crees, solo ve a la casa oscura.

Sabía a lo que se refería, la había visto esa tarde.

Salió corriendo, seguida por Eric, que le pedía que lo esperase. Le había pedido que se quedase en casa pero le había dicho que tenía miedo, así que no tuvo más remedio que llevarlo con él. La verja de la casa estaba abierta. Margaret entró sin dudar, llamando a Henry, sin importarle despertar a nadie… aunque parecía que a nadie le importaba los gritos desesperados de una madre por su hijo. Fue entonces cuando la luna iluminó el suelo, dejando ver el pijama de Henry al pie de unos de los árboles.

—¿Henry? ¡¡¿¿Dónde estás??!!

—Mamá, yo también quiero jugar con ellos –dijo Eric, sonriendo, sintiendo la emoción de un nuevo juego recorrer todo su cuerpo.

Margaret no entendía lo que decía su hijo. Tan solo vio que señalaba la copa del árbol que estaba llena de cuervos que los miraban atentamente.

arbol_cuervos_y_luna_muralesyvinilos_3070523

—¿Qué dices?

—Mamá, Henry está ahí. –Eric señaló una rama, concretamente a un cuervo.

—Eric, ¿qué estás diciendo? ¡Tenemos que seguir buscando a tu hermano!

Donde Margaret solo veía cuervos, Eric veía a pequeños niños sobre los árboles, riendo. Fue entonces cuando el pequeño Henry lo miró, con los ojos en blanco y una sonrisa torcida.

—Eric, mañana iré a por ti.

La adrenalina llenaba cada fibra de su ser, haciendo que sonriera.

—¡Sí! ¡Juguemos mañana!

Mientras tanto, los vecinos que vivían en esa calle, miraban aliviados la escena: sus hijos no habían sido las víctimas esa noche.

Carla, desde la ventana del salón, dejó que las lágrimas salieran de sus ojos. No importaba la distancia, podía ver la figura que se erguía detrás de una de las ventanas de esa casa negra: una mujer joven, con el pelo blanco y los ojos rojos, observaba a los dos intrusos que habían entrado en su propiedad. Se llevó una de las manos llenas de sangre a los labios, lamiendo uno de sus dedos y sonriendo…

Cuenta la leyenda que una bruja consiguió escapar de la caza en un pueblo cerca de Salem y juró vengarse, maldiciendo así a todos los habitantes para que no puedan escapar. Una noche, los niños empezaron a desaparecer después de que un cuervo blanco se posase en su ventana, llamando su atención.  La cantidad de cuervos aumentaba en el pueblo y los niños desaparecían. Los vecinos se dieron cuenta de que ocurría las noches de luna llena, a las que llamaron “la noche de la venganza del cuervo blanco.”

 

 Fuente: Google Imágenes

** Este relato está inspirado en el episodio 3 de la 5º temporada del anime Yami Shibai.