«Todos somos el monstruo de alguien»

9788416387588Título: Seis de cuervos y Reino de ladrones (en inglés se conoce como The dregs)

Autora: Leigh Bardugo

Género: fantasía, literatura juvenil

Editorial: Hidra

Año: 2016 y 2017

 

 

Tras ganar miles de lectores con la trilogía Grisha, Leigh Bardugo vuelve a sumergirnos en este fantástico mundo a través de esta nueva bilogía, de la mano de Kaz Brekker, mejor conocido como Manos Sucias, el mejor ladrón entre los ladrones, al que se le encarga la importante misión de rescatar a un valioso prisionero de la cárcel más protegida del mundo para evitar la catástrofe que puede provocar siendo el prisionero de la gente equivocada.

Kaz no se enfrenta solo a tan importante misión, sino que se rodea de las personas más útiles que conoce para la tarea encomendada: Inej, una equilibrista a la que nadie oye venir; Nina, una poderosa grisha; Jesper, un pistolero con una puntería infalible; Matthias, un antiguo drüskelle con amplios conocimientos sobre la cárcel que deben asaltar; y Wylan, un valioso rehén con grandes habilidades para los explosivos.

Y es en este punto donde hay que hablar del primer y el mayor punto fuerte de la bilogía, que no es otro que sus seis protagonistas. Cada uno de ellos tiene un pasado y una motivación para el futuro, su construcción está minuciosamente estudiada y contextualizada, explicada a través del elemento del flashback, que se cuela en la trama principal de una forma natural, sin que afecte al ritmo de la historia y creando tanta expectativa como la acción del presente.

La acción es, sin duda, algo que mantiene pegado al lector, con un ritmo trepidante que no da ni un momento de respiro. No solo por los imposibles e ingeniosos planes de Kaz, sino por los giros imprevisibles que hacen que nada sea lo que parece. La imaginación de la autora es inagotable y la deja a merced de sus personajes, que la aprovechan en cada mínimo detalle.

También hay que destacar, cómo no, el romance. No precisamente porque lo haya (que lo hay), sino por la forma en que es llevado, sin interferir con el verdadero argumento ni ser un elemento condicionante o principal. Hay momentos románticos que sirven como una mera transición entre un primer y un segundo embrollo.

9788416387595.jpgEn este recuento de puntos favorables, no puede faltar la desmitificación de que segundas partes nunca fueron buenas. Reino de ladrones es una perfecta continuación de su antecesora, que se ahorra las primeras páginas de introducción de Seis de cuervos y, desde el principio hasta el final, es una constante montaña rusa sin descanso.

Pero, por supuesto, no es oro todo lo que reluce. Si hay que hablar de algo que chirría en la novela es la edad de los protagonistas, que van desde los dieciséis hasta los dieciocho años. Sin embargo, ante esa personalidad que se alababa antes, es imposible imaginarlos tan jóvenes, pues demuestran unos pesos a sus espaldas y una madurez impropia de tales edades.

Y, por último, aunque en este caso Bardugo no tenga culpa de nada, no podemos dejar pasar la pésima corrección editorial de la obra. Sí, nadie puede negar que la promoción y la edición de Seis de cuervos y Reino de ladrones son estéticamente llamativas, pero nadie pareció preocuparse tanto por su contenido. Encontramos minúsculas después de puntos, haches donde no deben encontrarse, nombres de personajes mal escritos y cambiados unos por otros, diálogos que no están señalizados y palabras sin sentido en el contexto. Pueden resultar pequeños detalles si solo ocurren una vez, pero se repiten más de lo que uno espera en una buena edición.

Pero si somos capaces de hacer la vista gorda, podremos disfrutar de una historia fascinante en un mundo interesante, original y nuevo que no deja de sorprender a medida que vamos descubriéndolo mientras pasamos las páginas.