«La miseria suena a burla para aquellos que tienen un estómago lleno»

El niño y el mundo

  • Título original: O menino e o mundoMV5BMjM0NjQ1NzUyN15BMl5BanBnXkFtZTgwMzcwNjMyMjE@._V1_SY1000_CR0,0,669,1000_AL_
  • Título alternativo: The Boy and the World
  • Año: 2013
  • Duración: 80 min.
  • País: Brasil
  • Dirección: Alê Abreu
  • Guion: Alê Abreu
  • Música: Ruben Feffer, Gustavo Kurlat
  • Reparto principal: Vinicius Garcia, Felipe Zilse, Alê Abreu, Lu Horta
  • Más información: IMDb, filmaffinity, ALLMOVIE

Un crío de una familia pobre se escapa de casa para ir en busca de su padre, quien se ha marchado por trabajo, y acaba viviendo una aventura “mágica” donde descubre las realidades del mundo moderno.

Una animación curiosa que, junto a la (casi) inexistencia de diálogos, consigue que parezca que se está viendo un libro de cuentos infantiles. Bajo la mirada inocente de un niño se van a tratar temas como la desigualdad, la industria, el mundo laboral, la contaminación, la militarización, el contraste de la vida en el campo y la ciudad… Los colores, las formas y una repetitiva canción de flauta nos trasladan a una historia que está tratada con mucho mimo y con la que pueden disfrutar tanto niños como mayores.

Mi puntuación: 13942261_1269687406409413_895346483_n13942261_1269687406409413_895346483_n13866573_1269687523076068_970961706_n

A partir de este momento puedes hacer una de estas acciones: preparar palomitas y ver la película o leer este relato inspirado en ella y que podría contener algún que otro spoiler.

♦♦♦


Gente, carro, vento, arma, roupa, poste; aos olhos de uma criança.

Sus ojos solo ven inocencia y colores que bailan al son del amanecer. Todo lo baña el aire fresco que traen los árboles frutales. Los insectos hacen carreras para ver quién es el más veloz. El humo de un tren a vapor saluda a sus recién llegados: alguien importante se marcha.

Los renacuajos se esconden bajo las plantas del arroyo. Las burbujas musicales se desvanecen en el cielo. La tierra se vuelve oscura y fea. El humo del tren se hace cada vez más pequeño. Alguien importante se ha marchado.

El corazón empieza a apoderarse de todo el cuerpo. La adrenalina cosquillea cada parte de su ser. En la mente solo una idea: correr. Un vacío de soledad le da un empujón y la pequeña criatura echa a volar. Los aleteos de los insectos lo ayudan a coger velocidad. Pero el humo del tren ya es invisible.

La respiración entrecortada le advierte de un peligro mayor: un bosque de asfalto que ha aniquilado a los colores. Los rayos de sol le dicen que tiene que estar en la ciudad de sombras afligidas. Suspira.

Mente, sarro, alento, calma, moça, sorte; aos olhos de uma criança.

Sus recuerdos de diversión juntos parece que lo orientan. El hambre de las calles lo zarandea a cada paso. Los animales ahí son salvajes y muestran sus retorcidos y ennegrecidos dientes. El tráfico engulle poco a poco su deseo de encontrarlo.

¿Dónde está la música que todo lo revive? ¿Y ese verde que puede alimentar cualquier sueño mágico? ¿Y las estrellas que te embarcan a otros mundos? ¿Acaso las hadas aquí están muertas?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Imágenes tomadas de SensaCine)

 É certo, é coração, é causa, é danação, é sonho, é ilusão.

Miradas de desprecio lo empequeñecen aún más. Por cada paso, una hora. La noche le grita la cruda realidad; las puertas cerrándose tras de sí le arrojan la insoportable verdad. Alguien importante se había marchado. Para siempre.

El corazón no quiere admitirlo y sigue latiendo con fuerza. Sus ojos llorosos buscan aquel cabello colorido. El sueño conspira con el cansancio para hacerse con el control. Las sirenas en ese lugar suenan más frías.

É fome, é fé, é os home, é medo; é fúria, é ser da noite, é segredo, é choro de boca calada.

Más criaturas como él se le acercan. Sus pequeños rostros están dibujados por la desesperación. Ningún sonido, ni una palabra. Asienten: jamás volverán a verlo. Ahora están solos, perdidos, sin color.

Anuncios

«Un gran poder lleva consigo una gran responsabilidad»

Kung Fu Sion

  • Título original: Kung Fu HustleMV5BYmY4YTYwMjgtYTRhZi00OTJhLTkxYzAtMWUwMTA4MTk2ZThhL2ltYWdlXkEyXkFqcGdeQXVyNTAyODkwOQ@@._V1_SY1000_CR0,0,689,1000_AL_
  • Año: 2004
  • Duración: 99 min.
  • País: Hong Kong, China
  • Dirección: Stephen Chow
  • Guion: Stephen Chow, Lola Huo, Chan Man Keung, Tsang Kan Cheung
  • Música: Raymong Wong
  • Reparto principal: Stephen Chow, Danny Chan, Yuen Qiu, Wah Yuen
  • Más información: IMDb, FilmAffinity, ALLMOVIE

Un joven con mala suerte intenta robar a unos vecinos de un barrio humilde, involucrando a la banda mafiosa del lugar y provocando una serie de batallas entre maestros del kung-fu.

Si estás buscando una película seria sobre artes marciales, esta obra puede que no sea lo que necesites, pero sin duda te hace disfrutar de todos sus momentos cómicos y parodiados del género con peleas que podrían estar sacadas de nuestros animes favoritos y situaciones de lo más extravagantes (especialmente causadas por la torpeza del protagonista), siendo abundantes los guiños a otras películas. Una historia de un (anti)héroe que consigue el reconocimiento que buscaba desde un principio gracias al kung-fu innato en él.

Mi puntuación: 13942261_1269687406409413_895346483_n13942261_1269687406409413_895346483_n13866573_1269687523076068_970961706_n

A partir de este momento puedes hacer una de estas acciones: preparar palomitas y ver la película o seguir leyendo a sabiendas de que podrías toparte con ciertos detalles que comúnmente llamamos spoilers.

♦♦♦


Era el mejor maestro de kung-fu de toda China. O lo habría sido si no fuera porque jamás lo había practicado, tan solo lo que algunos panfletos y tebeos podían haberle acercado a ese arte. Seguramente has escuchado que todo el mundo tiene algún don, pero solo uno entre un millón nace con este don en particular. Y él no parecía especial. Pobre, moribundo, sucio, cuya única batalla épica consistía en conseguir comer algo cada día; o que le aceptasen en algún trabajo, algo que también era una lucha casi perdida teniendo en cuenta que en la ciudad casi todo lo movía la mafia de Los Hachas. Digo “casi todo” porque hasta ese momento no había entrado en los barrios más pobres y míseros.

El líder se había obsesionado con una zona porque quería construir un burdel, pero los vecinos no estaban dispuestos a dejar sus hogares. Aunque eran pobres y no tenían nada que ofrecer, se aferraban al ladrillo con uñas y los pocos dientes que asomaban de sus bocas muertas de hambre. Fueron días de tumultos, sangre derramada y Hachas trajeados con sus uniformes. Ante tanta negativa, cada uno de los hombres de la mafia de la ciudad se apareció en ese barrio pobre con claras intenciones de acabar el asunto al estilo de Los Hachas.

Sin embargo, contra todo pronóstico, y a pesar de haber desplegado más criminales que los que contenían las cárceles, se alzaron algunas personas de entre aquellos pobres para defenderse, cansados ya de los abusos. Eran cinco maestros que habían decidido retirarse y dejar el kung-fu a un lado, viviendo humildemente en el anonimato: Doce patadas, Puños de hierro, Ocho trigramas, Romeo Kung y Julieta Fu.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Imágenes tomadas de IMDb)

*

Ya que tenía que vivir de algo, nuestro falso héroe decidió entrar en el famoso clan y así conseguir el respeto, los lujos y privilegios que tanto deseaba. Pero al líder no le gustó nada que un pobretón cualquiera le dirigiera la palabra, y mucho menos para rogar, así que mandó que lo ejecutasen al momento. Quizás si la suerte le hubiese sonreído, habría conseguido despertar su don y convertirse en el mejor maestro del kung-fu, el salvador de los inocentes. Pero murió sin saberlo. Solo, pobre, rodeado de Hachas. Al igual que los cinco maestros que perecieron intentando salvar estas cuatro paredes que ahora son un burdel.