«Y si no puedes decir sí, tampoco digas no, di luego»

critica-libro-llamame-por-tu-nombre-andre-aciman-1Título: Llámame por tu nombre (Call me by your name)

Año: 2007

Autor: André Aciman

Editorial: Alfaguara

 

 

 

Como en tantos otros casos, Llámame por tu nombre es una novela que se conoce, sobre todo, por su reciente adaptación cinematográfica, ganadora de un Óscar en la última entrega de los premios de la Academia. Y si bien su película ha dado mucho de qué hablar, la novela en la que se basa no podía quedarse atrás.

A grandes rasgos, el argumento podría quedar reducido a un amor de verano entre Elio, un adolescente de diecisiete años, y Oliver, un estudiante de postgrado que llega a su casa como parte de un programa de acogida que su familia otorga a estudiantes en sus últimos años de investigación. Sin embargo, simplificar la novela a una simple historia de amor sería olvidar e ignorar todos los matices que se entremezclan en ella.

Más que amor, la palabra clave de la novela sería deseo. Un deseo pasional y carnal que lleva a Elio, narrador en primera persona de la historia, a rozar los límites de la locura y de la desesperación. Es una atracción tan intensa que cualquier parte de su cuerpo enciende los rincones de su imaginación. Pero también se vislumbra un deseo emocional, que hace que el viaje a lo largo de toda la historia sea una montaña rusa sin frenos. Porque lo que más le atrae de Oliver es su inteligencia, quién es, cómo habla, qué hace. Hay casi una obsesión latente por saber dónde está Oliver, con quién, qué estará haciendo… pero no desde una perspectiva de celos, sino desde la necesidad de saber más, de acercarse de alguna forma a él.

El deseo, tanto cuando es irrealizable como cuando finalmente se satisface, lleva consigo un período de descubrimiento de la persona que es, de lo que cree ser y de lo que quiere ser Elio. Sentimientos a menudo contradictorios, de vergüenza y de culpa y, al mismo tiempo, de querer más, de no poder dejarlo ir, del miedo a que las vacaciones terminen y Oliver tenga que marcharse.  Sentimientos, a fin de cuentas, humanos, reales, casi palpables que convierten a Elio en algo más que el protagonista de una novela de ficción.

Y todo ese descubrimiento íntimo y personal del protagonista, su evolución, sus contradicciones, sus deseos y sus miedos, se plasman a través de una prosa magnética, hipnótica que, al mismo tiempo, resulta caótica en ocasiones, desesperada y urgente, como los mismos sentimientos de Elio. La narración no da un momento de respiro. Los hechos se plasman sin orden cronológico, porque es Elio quien lo cuenta y los recuerdos en su cabeza están tan confusos y desordenados como sus emociones lo estuvieron en aquel verano. Pese a ello, hay un lugar entre las páginas para recorrer Italia en bicicleta con sus protagonistas, con un imaginario detallado y una vida de vacaciones de verano en el norte de Italia que se desarrolla con calma, en contraposición con la batalla interna a la que se enfrenta el protagonista.

Esta batalla, en cambio, no tiene nada que ver con que el objeto de su deseo sea otro hombre. Es decir, no es una historia de amor homosexual. No hay un conflicto generado por la atracción de un hombre hacia otro hombre. Es imposible reprimir absolutamente todas las alusiones a las posibles consecuencias de este idilio romántico, pero no hay una voz secundaria que se oponga a él.

En definitiva, sí, Llámame por tu nombre, es un amor de verano, pero pese a lo cliché que puede resultar esa idea, la novela escapa de todo ello de una forma mucho más elegante, con un viaje introspectivo y un protagonista inquieto que te mantendrá alerta hasta al final.

Anuncios

Top 5 Protagonistas inútiles

No todos los personajes de películas, series, libros, etc. son “plato de buen gusto”, pero lo peor viene cuando es el propio protagonista el que muestra su incompetencia a lo largo de la historia. Con esto en mente, hemos hecho una lista ―siempre desde el gusto personal― de cinco protagonistas que reúnen esta característica.

book_crepus_029rpBella Swan

Película: saga Twilight

Directora: Catherine Hardwicke

Bella es una joven tímida que se muda con su padre a un pueblo poco soleado. Allí, conocerá a un vampiro del cual se enamorará perdidamente. La protagonista es una chica apática, sin capacidad de reacción, sosa y muy conformista. En las películas no vemos ningún tipo de evolución ni atisbo de personalidad. No le aporta nada especial a la saga, ya que otros personajes resaltan más que ella, llegando a ser prescindible.

Clary-Poster-Serie(1)Clary Fairchild

Serie: Shadowhunters

Creador: Ed Decter (basada en Cazadores de sombras, de Cassandra Clare)

Clary es la irritante protagonista de Shadowhunters, una chica de dieciocho años que descubre que existe todo un mundo sobrenatural del que es parte y del que, sin saber absolutamente nada, cree saberlo todo en un par de capítulos. Repitiendo tres veces por minuto que tiene que salvar a su madre, pretende convertirse en algo así como la líder inexperta de un grupo de cazadores que le llevan años de ventaja.

Doraemon_(1979)_-_6Doraemon

Serie: Doraemon

Creador: F. Fujio Fujiko

Todos hemos oído hablar del gran gato cósmico del siglo XXII, un robot con un bolsillo mágico que alberga infinidad de inventos del futuro que podrían resolver los problemas de cualquiera. Sin embargo, parece ser que ni el futuro ni las metodologías educativas próximas ni la inteligencia artificial logran hacer que un niño torpe, vago y con malas notas consiga aprender a estudiar. ¿Quién ―o qué― es realmente inútil?

MV5BMTUwNDUyOTk0OF5BMl5BanBnXkFtZTYwNjc0MjA3._V1_Frodo Bolsón

Película: trilogía The Lord of the Rings

Director: Peter Robert Jackson

Frodo es un hobbit que vive felizmente en la Comarca. Sin embargo, esa felicidad se ve truncada cuando el anillo único le es entregado, haciendo que su cometido en la vida sea destruirlo. Este hobbit va contar con la ayuda de su fiel jardinero, Sam, quien para muchos fans de la saga es considero el verdadero “héroe” por tener que lidiar con un Frodo que al final lo único que hace en las películas es poner caras.

harry-pHarry Potter

Libro: saga Harry Potter

Autora: J.K. Rowling

Harry es el elegido, el único capaz de acabar con Lord Voldemort y salvar al mundo mágico de sus oscuras pretensiones. Sin embargo, por mucho que una profecía lo designara de este modo (que, todo sea dicho, bien podría haberse tratado de Neville), Harry habría muerto en el primer libro de no contar con la ayuda de Snape… y después de Ron, Hermione, Dobby, ¡y hasta el fénix de Dumbledore! Total, lo único que hizo Harry, después de todo, fue dejarse “matar”.

Aquellos mutantes rechazados

El impacto que ha dejado en los espectadores Avengers: Infinity War, superado por algunos con la posterior llegada de Deadpool 2, plantea cierto sentimiento de preocupación por el futuro de los X-Men y su lugar en el MCU. Tenemos el placer de hablar con un personaje de ese grupo de mutantes que han sido olvidados y eclipsados por el gran Hugh Jackman.

girls-1858565_1920
Valentina Díaz, de EEUU

Valentina Díaz es originaria de Brooklyn, al igual que Steve Rogers, trabaja en una cafetería, tiene 20 años y una maldición genética que la hace poseedora del Gen-X, el cual le otorga superpoderes de una forma totalmente natural, sin picaduras de arañas radioactivas ni exposiciones a radiación gamma de ningún tipo.

Para vosotros los mutantes, ¿consideráis el hecho de serlo como una maldición? Puede que dependa del caso. Cuando puedes ir por ahí transformándote en cualquier persona o tu poder se trata de mera telepatía o telequinesis, puede ser un punto a favor. Pero no es el caso de tener unas alas llamativas en la espalda ―imposibles de ocultar―, por ejemplo. La gente te señala por la calle y se hace difícil llevar una vida normal.

“Tú eres un dios entre los insectos, nunca dejes que nadie te diga lo contrario” (Magneto en X-Men 2, 2003).

¿Crees que la gente, digamos, “normal” puede llegar a discriminar a los que como tú sois mutantes? Desgraciadamente, los humanos tendemos a prejuzgar, da igual en qué bando estés. Yo misma me he sentido discriminada por los míos por el simple hecho de mi “don”. Algunos mutantes se creen superiores por ser descendientes de personajes que han destacado en nuestra historia (solo hay que ver a Quicksilver). En muchos casos también somos menospreciados por los mutados y sus taquillazos en la gran pantalla.

¿Qué futuro les espera a los X-Men? Decía Charles Xavier en X-Men: Days of Future Past: “incontables decisiones definen nuestro destino, cada decisión, cada momento es una onda en el río del tiempo… Con suficientes ondas, se cambia la corriente, porque el futuro jamás está marcado”. Con la línea que abre Logan se pasa el protagonismo a esa nueva generación de pequeños “mutantes” que consiguen perdurar el poder de las viejas generaciones. Un futuro incierto, pero un futuro al fin y al cabo, ya que Fox confirmaba en febrero al menos 3 películas más para los próximos años ―quién sabe si Thanos se ha cargado también a la mitad de sus protagonistas―.

“Tras el estreno a principios del próximo año de Los nuevos mutantes, 20th Century Fox planea estrenar tres películas más de la franquicia X-Men entre 2019 y 2020. Tras el acuerdo de compra de Disney muchos fans se han preguntado qué sería de los proyectos que la productora tiene aún sobre la mesa relacionados con la saga mutante, pero también si estos al fin formarán parte del UCM” (Mar Rascón Sánchez, en “Fox planea estrenar 3 películas de X-Men en 2019 y 2020”, 2018).

¿Alguna vez formaste parte de ese grupo de estudiantes de la Escuela Xavier de Westchester? Perdí a mis padres por culpa de un asalto cuando era muy pequeña, por lo que anduve de una casa de acogida en otra, soñando con colegios llenos de magia que pudieran brindarme una gran historia. Cuando mis poderes despertaron acababa de cumplir los doce años, y el tema de los mutantes estaba a la orden del día… La Escuela, sin embargo, solo acogía a alumnos con ciertos poderes, porque claro, a quién le interesa una adolescente que predice los fenómenos meteorológicos con tan solo una mirada al cielo (a Tormenta no le hacía gracia)… Hoy en día puedes ver el tiempo desde cualquier dispositivo.

MV5BYThmMWVkZDAtNGYxZC00MDk0LWJjODctMmU0ZmJjNGU4ZmRlXkEyXkFqcGdeQXVyNDQxNjcxNQ@@._V1_
(Super)Mutantes, en “X-Men 2”

Flor y espina

Se miró en el reflejo que le mostraban esas aguas bañadas por la luz de la luna. Allí estaba ella; con su tez pálida, sus ojos azules, su pelo blanco y sus labios de color rojo. Colocó la yema de su dedo encima de la superficie, provocando una onda que se propagó por todo el lugar. Sonrió de manera triunfante. Lo había conseguido.

¿Acaso no lo sabes?

Por supuesto que lo sabía. Sabía que las flores tienen espinas, y ella se había deshecho de todas, ya que siempre le habían dicho que era una flor. Aún recordaba la mirada de un pobre ratón que le pedía piedad o que simplemente acabase con su vida, pero ella había decidido jugar un poco más con él. Recordó cómo después lloró desconsoladamente porque había muerto y yacía en sus manos.

Lo sabes, ¿entonces?

Era lo mejor. No quería vivir con más espinas.

espinas

Sangre. Muerte.

Sonrió ante el eco de esas palabras en su mente. Ya todo había terminado. Lo supo en cuanto esa mañana vio aquel cuchillo encima de la encimera. Tenía que deshacerse de todas las espinas que tenía, ¿por qué no empezar por su propio corazón corrompido?

Y así, desde donde estaba pudo ver cómo su cuerpo se hundía en las aguas del lago, engullido más y más por la oscuridad. Lo último que vio fue el destello del cuchillo clavado en su pecho.

¿Paraíso o Infierno?

Se dio la vuelta, dándose cuenta de que estaba el mismo ratón que había matado hacía unos meses. Lo siguió, adentrándose en el bosque, dejando atrás su gran espina.

 

Fuente: Google Imágenes