Test: ¿qué Merodeadora eres?

¿Quieres conocernos más? Realiza este test mágico contestando a estas seis preguntas y averiguarás a cuál te pareces. ¿Serás la intrépida Lunella, amante del Quidditch?, ¿Neis, la mejor realizando filtros amorosos? ¿Mavichan, la encantadora de gatos y animales fantásticos? O, ¿tal vez Rivaelen, la amiga de los fantasmas del castillo? ¡Descúbrelo y diviértete! ¡Elige solo una respuesta!

  1. ¿Quién en el mundo mágico sería aquel amigo/a con el que siempre podrías contar? A. Dobby B. Sirius Black C. Remus Lupin D. Luna Lovegood
  2. ¿Qué tipo de animal llevarías como mascota a Hogwarts? A. Una serpiente B. Un fénix C. Un gato D. Un pez
  3. ¿A quién consideras el mejor mago/a? A. Dumbledore B. Gandalf C. Morgana D. Reena
  4. ¿Qué asignatura de Hogwarts sería tu favorita? A. Adivinación B. Pociones C. Defensa contra las artes oscuras D. Historia de la Magia
  5. En una Guerra Mágica, ¿cuál sería tu papel? A. Observar a todos mientras les digo que van a morir B. Aliarme con el enemigo C. Destruir el mundo D. Uniría fuerzas con todos mis amigos
  6. Si pudieras elegir algún poder, ¿cuál sería? A. Invisibilidad B. Teletransportación C. Telequinesis D. Fuerza sobrehumana

SOLUCIONES

IMG-20180609-WA0003

MAYORÍA DE A: ¡YUJU! Eres Mavichan, una merodeadora que no sabe leer mapas, que encuentra los pasadizos secretos de casualidad mientras escucha a Las brujas de Macbeth a todo volumen y cuyo lema de vida es: “¡Por las barbas de Merlín, NUNCA, sigas a las arañas!”.

xiibi-Neis (2)

MAYORÍA DE B: ¡ERES NEIS! A esta dulce bruja le encanta escribir poemas, ir de fiesta a las Tres Escobas montada en un hipogrifo y su mayor poder es su conocimiento sobre cualquier poción (sabe más que el Príncipe Mestizo). ¡BOOM!

IMG-20180608-WA0002

MAYORÍA DE C: ¡LO SENTIMOS! Eres igual que Rivaelen, un amante de los gatos que quiere ver el mundo arder y que es encerrada en las mazmorras por sus locuras mentales.

IMG-20180608-WA0001

MAYORÍA DE D: ¡Genial! Eres igual que Lunella, una idealista despistada que adora a sus amigos, las películas que recomienda “El Profeta” y que se pierde por los pasillos de Hogwarts pensando en historias de fantasmas. ¡Ten cuidado con los muros!

………………

Y a ti, ¿cuál te ha tocado? No dudes en contarnos tu resultado en nuestras redes sociales. ¡TRAVESURA REALIZADA! 😉

Puedes crear tu propio avatar como nosotras en: http://www.xiibi.com/

Anuncios

«No estaba contento con sentirse como los demás. Era como si fingiera ser alguien que no era»

Título: El increíble caso de Barnaby Brocketel-increible-caso-de-barnaby-brocket-john-boyne-dhl-D_NQ_NP_3561-MLM4368585781_052013-F

Autor: John Boyne

Género: Fantástico

Editorial: Nube de tinta

Año: 2012

 

 

 

Una vez más, John Boyne nos presenta un tema de adultos a través de la mirada infantil de un niño, cuando las cosas son más sencillas y los problemas de los mayores no tienen mucho sentido. En este caso, el tema de Barnaby Brocket no es otro que la tolerancia, dispuesto de una forma tan irónica que lo normal termina siendo lo absolutamente extraño.

Barnaby es el hijo menor de los Brocket, una familia normal, sin una sola extravagancia que les haga destacar entre todos los demás, porque eso no es lo que hacen las personas normales. Sin embargo, desde el momento en que nuestro protagonista nace, sale flotando hacia el techo, pues no responde a las leyes de la gravedad y no puede sostenerse en el suelo sin ayuda. Esto resulta ser una auténtica desgracia para sus padres, que han luchado toda su vida por no llamar la atención y que ahora no saben qué hacer con su vergonzoso hijo pequeño.

El elemento fantástico que envuelve a Barnaby globaliza su situación, pudiendo extenderse a cualquier ámbito de discriminación que, mientras la novela avanza, va ejemplificándose en una espléndida variedad de personajes que han sufrido algún tipo de injusticia a manos de su familia y de la sociedad. La ironía, como se mencionaba anteriormente, es el otro elemento que dinamiza esta historia. Todo lo extremadamente la normal, la obsesión de los padres del protagonista por ser tan normales como sea posible, es ridiculizado hasta alcanzar un tono humorístico que se contrapone al verdadero propósito de denuncia de la obra.

A los ojos de Barnaby, todas las situaciones injustas que suceden a su alrededor, no tienen sentido pero sí una solución sencilla. Ese es el encanto de esta obra, de esa mirada infantil que al autor le viene tan bien: mientras que los ideales sociales categorizan en normal y extraño y discriminan lo diferente, la inocencia de un niño no es capaz de entender por qué tiene que ser así.

Aunque no hay una trama definida, más bien sigue el formato de la novela de aventuras, el ritmo es rápido a través de las diferentes historias que se entrecruzan en el camino de Barnaby. Todos los personajes que aparecen tienen algo que contar y un gran mensaje que lanzar para que llegue en todas sus versiones y de todas las maneras posibles.

Podríamos definirla como una novela para adultos con una moraleja que nos ofrece la visión limpia e incorrupta de un niño: lo más normal es ser uno mismo.

 

«La miseria suena a burla para aquellos que tienen un estómago lleno»

El niño y el mundo

  • Título original: O menino e o mundoMV5BMjM0NjQ1NzUyN15BMl5BanBnXkFtZTgwMzcwNjMyMjE@._V1_SY1000_CR0,0,669,1000_AL_
  • Título alternativo: The Boy and the World
  • Año: 2013
  • Duración: 80 min.
  • País: Brasil
  • Dirección: Alê Abreu
  • Guion: Alê Abreu
  • Música: Ruben Feffer, Gustavo Kurlat
  • Reparto principal: Vinicius Garcia, Felipe Zilse, Alê Abreu, Lu Horta
  • Más información: IMDb, filmaffinity, ALLMOVIE

Un crío de una familia pobre se escapa de casa para ir en busca de su padre, quien se ha marchado por trabajo, y acaba viviendo una aventura “mágica” donde descubre las realidades del mundo moderno.

Una animación curiosa que, junto a la (casi) inexistencia de diálogos, consigue que parezca que se está viendo un libro de cuentos infantiles. Bajo la mirada inocente de un niño se van a tratar temas como la desigualdad, la industria, el mundo laboral, la contaminación, la militarización, el contraste de la vida en el campo y la ciudad… Los colores, las formas y una repetitiva canción de flauta nos trasladan a una historia que está tratada con mucho mimo y con la que pueden disfrutar tanto niños como mayores.

Mi puntuación: 13942261_1269687406409413_895346483_n13942261_1269687406409413_895346483_n13866573_1269687523076068_970961706_n

A partir de este momento puedes hacer una de estas acciones: preparar palomitas y ver la película o leer este relato inspirado en ella y que podría contener algún que otro spoiler.

♦♦♦


Gente, carro, vento, arma, roupa, poste; aos olhos de uma criança.

Sus ojos solo ven inocencia y colores que bailan al son del amanecer. Todo lo baña el aire fresco que traen los árboles frutales. Los insectos hacen carreras para ver quién es el más veloz. El humo de un tren a vapor saluda a sus recién llegados: alguien importante se marcha.

Los renacuajos se esconden bajo las plantas del arroyo. Las burbujas musicales se desvanecen en el cielo. La tierra se vuelve oscura y fea. El humo del tren se hace cada vez más pequeño. Alguien importante se ha marchado.

El corazón empieza a apoderarse de todo el cuerpo. La adrenalina cosquillea cada parte de su ser. En la mente solo una idea: correr. Un vacío de soledad le da un empujón y la pequeña criatura echa a volar. Los aleteos de los insectos lo ayudan a coger velocidad. Pero el humo del tren ya es invisible.

La respiración entrecortada le advierte de un peligro mayor: un bosque de asfalto que ha aniquilado a los colores. Los rayos de sol le dicen que tiene que estar en la ciudad de sombras afligidas. Suspira.

Mente, sarro, alento, calma, moça, sorte; aos olhos de uma criança.

Sus recuerdos de diversión juntos parece que lo orientan. El hambre de las calles lo zarandea a cada paso. Los animales ahí son salvajes y muestran sus retorcidos y ennegrecidos dientes. El tráfico engulle poco a poco su deseo de encontrarlo.

¿Dónde está la música que todo lo revive? ¿Y ese verde que puede alimentar cualquier sueño mágico? ¿Y las estrellas que te embarcan a otros mundos? ¿Acaso las hadas aquí están muertas?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Imágenes tomadas de SensaCine)

 É certo, é coração, é causa, é danação, é sonho, é ilusão.

Miradas de desprecio lo empequeñecen aún más. Por cada paso, una hora. La noche le grita la cruda realidad; las puertas cerrándose tras de sí le arrojan la insoportable verdad. Alguien importante se había marchado. Para siempre.

El corazón no quiere admitirlo y sigue latiendo con fuerza. Sus ojos llorosos buscan aquel cabello colorido. El sueño conspira con el cansancio para hacerse con el control. Las sirenas en ese lugar suenan más frías.

É fome, é fé, é os home, é medo; é fúria, é ser da noite, é segredo, é choro de boca calada.

Más criaturas como él se le acercan. Sus pequeños rostros están dibujados por la desesperación. Ningún sonido, ni una palabra. Asienten: jamás volverán a verlo. Ahora están solos, perdidos, sin color.

The end

He knew that they were close to the Underworld because the mist started to disappear. He realized that the boy was trembling. Was it the right decision? Those traces on the stone told him that it was. The only thing that he had to do was that Radamantis jugded the boy. A chill went thorugh his back when he feels Cerberus’s eyes on him, also, it was showing his sharp teeth. The boy startled and looked at him, worried. He tried to smile, he wanted to let him know that everything was alright… or that was what he wanted to think.

Cerberus’s roars and barks can be listened to the entire Underworld’s entrance. He helped the boy to leave the boat. He couldn’t help but remember the first time that Caronte had left him there all alone and confused. He put his hand on the shoulder’s boy, calling in that way his attention. He smiled again and pointed out the door.

—I’m scared, I shouldn’t have accepted it. I don’t have money. Caronte comes back after many time to take with him the people who do not have money, maybe I should have waited a little longer.

—I’ll go with you if you feel more confident.

The boy doubted for a moment but finally he nodded, with a weak smile. There was something that worried him, maybe it was Cerberus’s agressive attitude, or it could be the boy’s fear itself. He tried to clear his mind while his hands opened the door.

Anything had changed since the last time that he was there: the big courtyard, the rivers, the palace at the background and the thrones. His eyes was on Radamantis, who sat up and came closer. He looked at the boy, who took a step back. It was clear that he wanted to run away.

—I bring another soul, you can judge him.

Radamantis looked at both of them, frowing. He didn’t remember that serious face and neither the tense atmosphere when he was judged.

—Oh, I see. Let’s judge.

He looked at the boy; he was pale and his body started trembling. He realised the tears that starting to fall on his cheeks. His legs faltered and fell on the floor, and at the same time, he asked for help. He looked at Radamantis, which face did not show any emotion. In that moment, the boy took a breath, coming back to Earth. He tried to get up, but his legs did not respond him. Radamantis knelt in order to help him, putting his hands on the boy’s shoulders.

—You have a kind heart… Come on, drink a bit of water.

Radamantis gave him a glass of water. The boy took it with his flickering hands and drank.

—Such a pity that you cannot pay your trip –the glass fell on the floor, breaking into pieces. The boy put his hands on his head-. I condemn you to spend the rest of your days wandering around Lethe’s river, without knowing who you are.

—No!! Wait! Caronte had brung souls that didn’t have money.

—Exactly. Caronte can do it, but who do you think you are to do the same thing? You’re nobody here, you just fullfil a work in order to clean your soul and now your soul is dirty because you have disobeyed the rules… I condemn you to the Tartarus.

The last thing that he saw was that miserable boy looking at him, his  only mistake was to trust him. He didn’t know who he was, neither where he was and what he was thinking of. And, suddenly, he was no longer in that courtyard, but at home, surrounding by his family, whose dead bodies were on the floor, spotted with blood. He saw his hand. He was holding a knife spotted also with that scarlet liquid, and he can watch that boy wandering the Lethe’s edges, without knowing who he was.

—Your sentence is going to be reviving your first trial but, this time, you are going to kill your family, and each time that you look at your knife, you’ll see that poor boy who trusted you, who has been condemned  to the forgotten hell by you.

And he knew it. He would never be in peace. He was condemned to live in that hell forever and ever.

hell_by_ollisiponkoski-d3kddzb.jpg

Image by OlliSiponkoski

If you want to read the rest of the short story:

  1. The beginning of the end
  2. The trial of the end
  3. The last act of kindness

No es país para cinéfilos

Si en el blog hacíamos una alegoría al cine español, a su importancia y a su originalidad, hoy queremos rendir homenaje al cine hispanoamericano. Hispanoamérica es una región cultural llena de contrastes que la hacen ser fascinante en todos sus ámbitos, al mismo tiempo que dispar. En primer lugar, le damos una gran importancia por su originalidad, la cual radica en la capacidad que posee de colocarse entre las dicotomías tradición-modernidad, el nacionalismo-cosmopolitismo y entre el localismo-universalismo, contrastes muy presentes en su vida cultural, y por supuesto, en el cine.

El cine hispanoamericano, en segundo lugar, cuenta con una gran heterogeneidad, ya que no hay un autor que no dé una síntesis del cine de todo el territorio. Este cine lo que busca es estar fuera del centro de la industria para buscar su propia esencia y separarse de cualquier estigma cinematográfico, así como reivindicar su regionalismo. Actualmente son México, Argentina y Brasil los países con mayor desarrollo de la industria del cine, aunque hemos de quejarnos de la dependencia económica que sufren para realizar cualquier película, siendo pobre el índice de ayudas para hacer cine. La perspectiva nacional es fundamental en el enfoque del estudio literario y cinematográfico de Hispanoamérica para poder comprender por qué se hace de esta manera y por qué es tan fuerte su reivindicación.

Haciendo un paso por el cine hispanoamericano, desde la invención del cine con los Lumière, pasando por el cine sonoro, queremos destacar un movimiento original de Hispanoamérica llamado Nuevo Cine Latinoamericano, que es aquel que surge en los años sesenta y que está marcado por el triunfo de la Revolución Cubana (1959) y la creación del Instituto de Cuba de Arte e Industria Cinematográfica, ya que aquí podemos decir que podrían estar los antecedentes de este cine. Dentro del cine hispanoamericano, este es el momento de ruptura con el cine de la industria, es decir, su separación con el concepto que supone Hollywood. El cine latino es un cine comprometido, no surge de la nada, tiene otros antecedentes como el cine de base/liberación de Argentina en los años 50, el nuevo cine chileno o el cinema novo en Brasil, aportando originalidad en cada parte de Latinoamérica y abordando cada obstáculo.

Luc-ia, Humberto Solís
Lucía, Humberto Solás (1968)

Este nuevo cine latino está influido por varias corrientes vanguardistas de cine europeo como el Neorrealismo y la Nouvelle Vague, ambos movimientos de los que beberán otros cines como el francés o el español. Asimismo, continuando con este breve recorrido sobre el cine latinoamericano, vemos que es un cine de otra dimensión política en los años sesenta y setenta, ya que hay preocupación por las poblaciones periféricas, por lo popular; es decir, por los indígenas, obreros o grupos marginales, algo característico de Latinoamérica, y no siendo exclusivo del cine, sino también de la literatura y la música. El desarrollo del nuevo cine se irrumpió en varios países por las dictaduras militares en Argentina o Brasil, imposibilitando y censurando este séptimo arte.

Con la creación del Festival del nuevo cine hispanoamericano que aparece en el 79 en La Habana, se contribuye a difundir este cine periférico. En los años 60 se alcanza el máximo éxito en el cine hispanoamericano y se fundan muchos festivales, siendo los Premios Ariel y los premios Platino los más importantes. Actualmente, con las nuevas tecnologías se está dando otra clase de cine, pero sin olvidar lo característico de cada rincón latino y con historias variopintas que marcan un gran regionalismo e individualismo único. Todas estas diferencias nos permiten dar cuenta de por qué se hace/crea un cine distinto y qué debemos aprender de él; se trata de un cine de superación con fines muy concretos que se abre camino ante la adversidad, brillando con luz propia y haciendo que el cine latinoamericano sea extraordinario.

Relatos salvajes
Relatos salvajes, Damián Szifrón (2014)

Por último, queremos proponeros estas diez películas que no os dejarán indiferentes y os demostrarán la magia de América Latina. ¡Demos a este cine el lugar que se merece!

  1. Memorias del subdesarrollo, Tomás Gutiérrez Alea, 1968. Cuba
  2. El beso de la mujer araña, Héctor Babenco, 1985. Brasil
  3. Amores perros, Alejandro González Iñárritu, 2000. México
  4. Nueve reinas, Fabián Bielinsky, 2000. Argentina
  5. Machuca, Andrés Wood, 2004. Chile
  6. Rosario Tijeras, Emilio Maillé, 2005. Colombia
  7. El violín, Francisco Vargas, 2006. México
  8. La teta asustada, Claudia Llosa, 2009. Perú
  9. 7 cajas, Juan Carlos Maneglia,Tana Schémbori, 2012. Paraguay
  10. Ixcanul, Jayro Bustamante, 2015. Guatemala

Además, en la sección Inexperiencias lunáticas también puedes encontrar la sinopsis de películas hispanoamericanas variopintas como:

  • Veneno para las hadas, Carlos Enrique Taboada, 1984. México Aquí
  • 180 segundos, Alexander Giraldo, 2012. Colombia  Aquí
  • Resurrección, Gonzalo Calzada, 2015. Argentina Aquí