Noruega

Este poema son pequeños trozos de hielo desprendidos de un glaciar. Se rompen si los tocas.

sunset-1313367_1920

Llenos mis brazos de la nostalgia de no tenerte

en esta ruda habitación

sin fuego en las entrañas para calentarme.

.

Noruega sin ti no sabe a nada

más que a hielo

y serpentean las aguas marinas

sin tus ojos.

.

Solo te pronuncias en mis sueños;

vistes deshecho,

sin esa melancolía fija en tu mirada

ni esa mandíbula de lobo.

.

En mi sueño eres distante

pero lúcido

y tu boca me arroja a la violencia.

.

Tu aliento me reclama

y no hay un abril que muera al alba

como yo cuando te miro

y me deshago.

.

Noruega tiembla

y nadan mis deseos por recorrerte

y hacerte de piel.

.

Después despierto,

con un 20% de luz,

con la misma humedad en el pelo,

 la misma soledad glacial entre mis uñas

y la misma puesta de sol de medianoche en Noruega.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s